Talisker
128381368_3541933599188989_8820930967905628506_n
Talisker es el único whisky escocés de malta pura hecho cerca del mar, en la costa de la Isla de Skye, uno de los paisajes más remotos, accidentados, pero hermosos en Escocia. Pocos whiskys cuentan la historia de su origen mejor que Talisker. Su olor y sabor instantáneamente conectan al bebedor con el ambiente agreste, como una cálida bienvenida de un mar salvaje. Es una potencia, desafiante pero adorado una vez descubierto, rara vez abandonado. • La vista: La botella se caracteriza por su parte superior de color azul marino. La etiqueta suele tener pequeñas modificaciones conforme van pasando los años. Algunas veces hay frases como «hecho por el mar» o «explota en el paladar». En copa es un whisky de color ámbar, tirando a rojizo y brillante. • La nariz: Ahumado y marino. Recuerda ligeramente al aroma de las olivas con anchoas, mientras que también podremos encontrar notas de pimienta y el dulzor ácido de las manzanas verdes. El humo es muy evidente, aunque no pesa tanto como en ciertos whiskies de Islay. • El paladar: Cuerpo redondo. Aquí la turba ya tiene todo el protagonismo, aunque en un segundo plano podremos encontrar salitre, pimienta, manzana ácida y quizás, el dulzor de la pera. • El final: Muy largo, ahumado y rico en pimienta. Sin duda una de las mejores cosas de este whisky es su rico y largo final lleno de etapas, desde el humo inicial pasando por la pimienta y otras especias hasta los últimos ecos dulces.

Más sobre nosotros